Manifiesto


De todas, la fotografía documental y el retrato fueron las que mas calaron en mí. Haber crecido en diferentes lugares de mi Argentina natal para luego adoptar el nomadismo (viaje perpetuo) como forma de vida significó la confirmación de mi hoja de ruta y de vida: conocer, experimentar, documentar y compartir. Me resultó entonces inevitable llegar a un lugar remoto y maravillarme a cada paso de su geografía, de sus gentes, de sus costumbres. Volver así, a ese mágico estado de sorpresa propio de la niñez: recuperar la capacidad de asombro. Cámara en mano he tenido el privilegio de ser testigo primero, y canal después, pues siento un profundo compromiso de compartir la historia de la forma más fiel, así como se me ha presentado. Escuchar más que hablar y siempre sentir.

Nunca me interesó la foto perfecta. Por el contrario: amo la imperfección en todas sus manifestaciones, incluyendo la fotografía. Lo que sí quiero transmitir es sentimiento. Esa es para mí la única razón por la que existe esta herramienta maravillosa que es la foto. Y de todas, sin duda, la fotografía con propósito es la que realmente me mueve; la que me llega profundo. La foto con historia es la que me hace reflexionar, la que me obliga a ponerme en los zapatos del otro y logra cambiar algo en mí, la que me hace soñar con que a través de esa imagen alguien más sienta un cambio, que algo se mueva en sus adentros: un milímetro de prejuicio, de ignorancia, de apertura. Esa, es la imagen que me ilusiona, la que me ayuda a abrir un poco la mente y aun mas el corazón. Llevar eso a otro ser humano es mi eterno intento. Que al ver una foto, a otra persona, otra realidad, nos veamos y salgamos de nuestra burbuja y nuestro pensar rectilíneo.

Fue a los 7 años que me enamoré de una Pentax K1000. Fue una atracción total e inmediata, desde entonces me rindo ante una cámara y lo que representa. Así despertó una pasión que junto a el viaje y la exploración me ha acompañado toda la vida. Por eso también vivo en un pueblo al final del camino, rodeado de selva virgen y mar Caribe. Lejos del consumismo sin sentido, de la burocracia y de las piedras del sistema que tanto hieren el espíritu.

Sigo viajando, sigo aprendiendo, sigo escuchando y experimentando. Y si bien las exhibiciones son importantes, al igual que las publicaciones o los likes para quienes trabajamos en esto, no hay nada que me haga sentir más vivo que estar cruzando un río a pie, con el agua al pecho -en época de lluvia- y con la incertidumbre de si llegaré al otro lado. O montar un helicóptero rumbo a lo desconocido, lejos de la civilización. Y entonces sí, aquí o allá: compartir con la gente sus historias. Cada persona es un misterio tan grande como una galaxia y en ese viaje me pierdo y me encuentro... cuando estoy frente a una persona para retratar es como si el universo se detuviera. No existe nada más. Nos encontramos, siempre con respeto, humildad y agradecimiento. Sobre todo, eso, gratitud hacia quien me deja la puerta abierta y comparte. Y de esto se trata lo que hago, lo que amo y lo que soy. Así que gracias y mil veces gracias.



"Mi vida ha sido un cruzar constante de fronteras, tanto físicas como metafísicas. Ése es para mí el verdadero sentido de la vida".

Ryszard Kapuscinski


Bio

Lucas es un fotógrafo documental y retratista especializado en poblaciones nativas, viajes y culturas. Ha viajado extensivamente por Asia, África, Oceanía, Europa y las Américas en busca de historias e imágenes. Dirigió la revista argentina de viajes y cultura Marcopolo por 5 años. Ideó y produjo “Postales de Marcopolo” para National Geographic Channel por 4 años. También co-fundó la agencia fotográfica Photonomada cuya filosofía es "Conociendo la diferencia, construimos la paz.” Sus artículos y fotos son publicados en revistas y periódicos en diferentes países. En 2007 se ha instalado definitivamente en el Caribe Sur que usa como base para explorar Costa Rica y Centro América.

Lucas es el creador de Somos Todos Costa Rica, un trabajo de campo fotográfico- documental que promociona la diversidad cultural del país y que ha presentado en el Museo Nacional de Costa Rica a principios de 2015 y que presentará en Naciones Unidas, Nueva York, en 2016.